Fundación T.E.A. Amamos Y La Cofradía Náutica Del Pacífico Trabajan En Conjunto Por Las Personas Autistas

Desde abril del presente año, ambas instituciones se preocupan por el cuidado y desarrollo de niños con autismo.

La Fundación “TEA Amamos” nace con el propósito de ayudar a niños, adolescentes y adultos con Trastorno del Espectro Autista (TEA), que residan a lo largo del litoral central, entre San Antonio y Casablanca, con el fin de brindar terapias multidisciplinarias y ofrecer diversos talleres para los usuarios. Es una institución que abre sus puertas a todos quienes deseen adquirir herramientas y conocimientos.

El TEA es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida. Es parte de un grupo de trastornos conocidos como trastornos del espectro autista (ASD por sus siglas en inglés). Actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 individuos y a 1 de cada 42 niños varones, haciéndolo más común que los casos de cáncer, diabetes y SIDA pediátricos combinados.

Paulina Jofré Parraguirre, directora de la Fundación TEA Amamos da a conocer cómo comenzó esta linda labor y cómo trabaja mancomunadamente con la Cofradía Náutica del Pacífico, en Algarrobo.

¿Qué es y a que se dedica esta Fundación?

“El objetivo de nuestra fundación es fortalecer y educar a niños, jóvenes y adultos con el Trastorno del Espectro Autista y otros trastornos del desarrollo, para que, junto a su familia, logren mejorar su calidad de vida familiar, social, educacional y sobre todo, alcanzar la inclusión en todo ámbito. Nuestra misión es fortalecer y educar a niños, jóvenes y adultos autistas con el fin de mejorar su calidad de vida en torno a lo familiar, social y educacional; principalmente para lograr su inclusión en todo ámbito.

No menos importante es permitir el acceso a familias más vulnerables y brindar terapias a bajo costo, pues es sabido que la inversión por este concepto no es menor. Y como soñar no cuesta nada, nuestro foco será en un futuro y con ayuda de todos, lograr la gratuidad para todos quienes necesiten y quieran pertenecer a ésta hermosa iniciativa”.

¿Cuántas personas trabajan en T.E.A. Amamos?

“Nuestro equipo está compuesto por seis personas: 2 Fonoaudiólogas, 1 Terapeuta Ocupacional, 1 Profesora de Educación Básica, 1 Encargada del Taller de Cocina y 1 Administrativo”.

¿Cómo se gesta o nace la relación entre la fundación y la cofradía?

“Conocíamos a la Cofradía Náutica del Pacífico en su constante apoyo humanitario a la comuna y fue en ese contexto que nos sentimos en la confianza de solicitar un espacio en sus instalaciones para poder atender a nuestros niños ya que en ese momento estábamos sin lugar donde poder seguir atendiendo”.

¿Cuántos niños participan de estos talleres de la fundación?

“Actualmente contamos con 16 niños. Queremos ayudar y que nos conozcan. Son todos bienvenidos”.

¿Qué actividades realizan con los niños dentro de la Cofradía y en que consiste los talleres que realiza en la cofradía?

“Las principales actividades que realizamos con los niños son talleres, los que se dividen en el Taller de Vela, llevado a cabo con el apoyo de los instructores de navegación de la Cofradía Náutica, quienes enseñan a los menores a navegar y poder trabajar su integración sensorial, en conjunto con la supervisión de nuestro equipo.

También tenemos el Taller de Cocina, el que los ayuda a aprender a trabajar en grupo, seguimiento de instrucciones, sensaciones y desarrollar sus sentidos, entre tantos beneficios.

También contamos con talleres de Fonoaudiología y Terapia Ocupacional, consistentes en la exploración de estímulos sensoriales para favorecer el desarrollo del juego y la independencia funcional de los niños entre otras cosas. También realizamos con ellos su nivelación de estudios, entregándoles sus respectivas materias a cada niño según su edad, que por diferentes motivos tuvieron que dejar de asistir a la educación tradicional y por este medio ellos aprenden sus ramos y dan exámenes libres”.

¿Por qué eligieron a la Cofradía para hacer sus talleres, qué los motivo a venir?

“Porque lo que más necesitan nuestros niños es justamente todo lo que tiene la Cofradía. La tranquilidad del entorno y el medioambiente natural ya que les ayuda enormemente en la concentración. Otro factor relevante es el mar sumado a la generosidad de sus funcionarios. Lo bello del entorno hace que nuestros niños se sientan felices”.

¿Cómo se benefician los niños de T.E.A. Amamos en sus talleres junto al mar y las embarcaciones?

“Se benefician enormemente del mar ya que les proporciona una mayor integración del esquema corporal y una mejora de la propiocepción, ese sentido que informa al organismo de la posición de las distintas articulaciones del tono muscular y la integración sensorial”.

¿Cuál es el aporte que realiza la Cofradía a esta noble causa?

“La Cofradía Náutica del Pacífico realiza un aporte inmenso en prestar sus instalaciones a nuestra fundación para que nuestros niños tengan sus terapias y talleres para poder seguir avanzando en su desarrollo ya que si no fuera por la Cofradía no tendríamos dónde entregar estas terapias y talleres. Estamos muy agradecidos por prestarnos sus instalaciones en las cuales trabajamos de lunes a viernes”.

Para quienes necesitan información o contactarse con la Fundación TEA Amamos, ¿cómo lo pueden hacer?

“Nos pueden contactar a través de nuestra cuenta en Facebook o dirigirse a la Cofradía Náutica del Pacífico de Algarrobo, donde trabajamos de lunes a viernes entre las 14:00 y 18:00 horas”.