“HE DADO LA VUELTA AL MUNDO DOS VECES NAVEGANDO”

 

José Manuel Muñoz Valencia, destacado timonel nacional, cuenta su historia y experiencias en el deporte náutico. El “Negro”, como es conocido cariñosamente este deportista de 46 años, es un ícono de la Vela nacional con más de 200 mil millas náuticas a su haber, e invita a todos los niños algarrobinos a unirse a este hermoso deporte junto al mar.

 

  • ¿José, desde cuándo navegas y cómo nace tu historia deportiva en la vela?

 

“Mi pasión por navegar nace cuando yo era muy pequeño en el Club de Yates Algarrobo, gracias a mi padre, quien trabaja actualmente en la Cofradía Náutica del Pacífico. Una vez me dio la posibilidad de acompañar a un socio del club a navegar. En esa oportunidad aprendí la teoría náutica, el nombre de las cosas que la componen y las pude poner en práctica esa misma jornada, desde ahí no me bajé más de un yate”.

 

  • ¿Cuál es tu relación con Algarrobo y con la Cofradía Náutica del Pacífico?

 

“Algarrobo es el lugar donde nací y me crie. Mi historia se ha escrito aquí en esta hermosa bahía - en Algarrobo - donde tengo mi familia y amigos. Además, la Cofradía Náutica del Pacífico es mi segunda casa porque trabajo de manera independiente ahí”.

 

  • ¿Cómo definirías a la Cofradía Náutica del Pacífico?

 

“Un excelente puerto deportivo-náutico, uno de los más importantes dentro del país donde se han formado varios y destacados timoneles”.

 

  • ¿Qué tiene este deporte que no tengan otros? ¿Por qué te gusta tanto?

 

“Este deporte depende mucho de la naturaleza y es muy variable, ningún día es igual al otro porque dependes de diversas condiciones. La vida junto al mar y la navegación hacen una mezcla perfecta entre mi trabajo y el deporte”.

 

  • ¿Cuáles, según tú, son tus participaciones más relevantes y dónde? ¿Cuáles son tus mayores logros deportivos en la vela?

 

“Son muchas las regatas en las que he participado, partiendo por regatas a nivel nacional. Asimismo, he competido en Sudamericanos de la categoría J-24 y S40, y he participado en regatas internacionales emblemáticas como la Fastnet, en Inglaterra (2 veces); el Mundial de Mumm36; la Match Race J-24, en Galápagos, Ecuador (2 veces); y la regata Newport, en Bermudas. Además tengo a mi haber el cruce del océano Atlántico en seis ocasiones, y he dado la vuelta al mundo en dos ocasiones en la Class 40 Portimao de la Global Ocean Race (2008-2009), y I Moca 60 Barcelona World Race (2014-2015), respectivamente. Experiencias inolvidables donde aprendí mucho y conocí lugares inolvidables. En resumen, he navegado más de 200 mil millas náuticas”.

 

  • ¿Qué significa para ti las dos vueltas al mundo navegando?

 

“Es algo inolvidable que lo llevo siempre muy presente. El haber podido compartir con dos grandes íconos del deporte náutico como nuestro querido Felipe Cubillos (Q.E.P.D.) y el español Guillermo Altadill, y que además ambos me eligieran como compañero en estos tremendos retos, es un honor y un aprendizaje continuo en la vela”.

 

  • Has tenido la oportunidad de representar a Chile a través de la vela. ¿Qué significa para ti personalmente llevar la bandera de nuestro país por los mares del mundo?

 

“He participado del Mundial de Mumm 36, en varios Sudamericanos y he dado dos veces vueltas al mundo gracias a la Vela. Para mí esto ha sido mi vida. Es un tremendo honor y un gran desafío dejar a Chile en lo más alto de la náutica internacional. Donde fui, siempre llevé la bandera de mi país”.

 

  • Eres un reconocido timonel a nivel nacional, ¿cómo se logra tener una experiencia de tu nivel?

 

“La perseverancia y el trabajo son fundamentales. Además siempre me he caracterizado por estar abierto a escuchar y aprender, esa la manera mejor de poder entregar tus conocimientos a los que vienen creciendo en este deporte. Gracias a mi experiencia he tenido la posibilidad como trimmer de dirigir algunos equipos”.

 

  • ¿Qué les dirías a los timoneles más jóvenes que quieren seguir una carrera profesional y un nivel como el tuyo en el deporte náutico?

 

“¡Que naveguen! Hay que navegar, navegar y navegar. ‘La práctica hace al maestro’ como dicen por ahí. Es clave estar siempre con ganas de aprender”.

 

  • Haz una invitación a los niños y jóvenes que recién comienzan en la vela, y a quienes no conocen este deporte, para que se sumen.

 

“Que se acerquen a la Cofradía Náutica del Pacífico de Algarrobo y a todos los recintos náuticos a lo largo de Chile donde serán guiados por expertos. En la Cofradía Náutica del Pacífico está la posibilidad de aprender, tenemos la escuela de vela gratuita para los niños algarrobinos quienes cuentan con la experiencia y tiempo de nuestros profesores. Otro consejo importante es tener un gran respeto al mar, porque es un gran compañero, pero nunca hay que subestimarlo”.